Durante la Guerra Civil española la falta de medios, sobre todo en el bando republicano, hizo que se agudizara el ingenio. Si no abundaba el dinero había que buscar otras soluciones y así aparecieron los Tiznaos.

Con este nombre se conocía a cualquier vehículo que, tras ser modificado con chapas de la más diversa procedencia, se convertía en un carro de combate. A causa de su pintura de camuflaje tenían un tono oscuro lo que hizo que popularmente se les conociera como Tiznaos.

Como elemento característico destacar los mensajes propagandísticos de lo más diverso con los que decoraban su carrocería, pero sobre todo su carácer artesanal.

Cada uno de ellos era único y algunos verdaderamente originales.

Todo valía, autobuses, caminones o maquinaria de cualquier tipo se convertía por arte de magia en apto para la lucha. Esto al menos en teoría porque su efectividad y vida fue bastante limitada en la mayoría de los casos.

Algunos de estos Tiznados cayeron en manos del bando nacional y fueron reutilizados.

Desde aquí podéis ver muchos más modelos de estos curiosos carros de combate.