Todos conocemos la maravillosa Giralda de Sevilla, una obra almohade culminada en el Renacimiento por Hernán Ruíz II y que es el emblema de la ciudad hispalense. Pero lo que no es tan conocido es que la Giralda tuvo una réplica en Nueva York.

La Giralda de New York termino de construirse en 1890 bajo la dirección de los arquitectos Charles McKim, William Rutherford Mead y Stanford White. Éste último estaba obsesionado por la torre sevillana así que a la hora de diseñar el segundo Madison Square Garden lo culminó con una torre inspirada en ella.

La torre tenía una estructura de hormigón revestida de ladrillos y era más alta que la original. Otra diferencia era que en vez del Giraldillo la culminaba una imagen de Diana cazadora.

 El Madison Square Garden estaba proyectado para ser un lugar multidisciplinar que albergaría diferentes eventos deportivos, culturales y de entretenimiento. Así disponía de teatro, restaurante, cabaret, sala de conciertos, espacio para disputar combates de boxeo y varios gimnasios.

Como buen edificio neoyorkino que se precie tiene una historia negra: Stanford White fue asesinado en el restaurante del edificio por el marido de su amante de tres tiros en la cabeza.

Fue demolida en 1925, 35 años después de haber sido construida, a raíz del impago de una hipoteca.

PARA SABER MÁS: