León X  fue el Papa que condenó las tesis luteranas y el que excomulgó a Lutero, pero sin lugar a dudas una de sus medidas más llamativas y controvertidas fue la Taxa Camarae.

Leon X

Esta tarifa promulgada en 1517 por el Pontífice fue un ejercicio de corrupción de lo más claro. Su objetivo: perdonar las culpas pero siempre y cuando los pecadores pudieron pagarlo. No importaba lo pecador que hubieras sido o lo horrible que fuera tu pecado, si tenías dinero todo quedaba perdonado.

Son 35 artículos en los que podemos ver en cuánto cuantificaba la Iglesia del momento pecados como la violación o el asesinato. Hay cosas tan llamativas como que por 67 libras quedaba absuelto un eclesiástico que incurriese en pecado carnal con monjas, primas, sobrinas o ahijadas. Más caro le salía cometer pecado con niños o bestias, 131 libras, y mucho más barato, sólo 2 libras, desflorar una virgen.

Los asesinos múltiples tenían un 2 por 1, ya que si había matado a dos o más hombres el mismo día sólo se pagaba por uno de ellos. Además no todas las víctimas tenían el mismo coste. Si el asesinado era un hermano, madre o padre el coste de la absolución era de 17 libras, pero si era un obispo subía a 131. Siempre ha habido clases.

Desde aquí podéis conocer los 35 puntos de esta “curiosa” bula papal. Un ejemplo claro de que la pela es la pela.