Ya os hemos hablado de la aparición del tanque en la 1ª Guerra Mundial pero no fue el primero, ya que Leonardo Da Vinci volvió a adelantarse a la Historia con un curioso prototipo.

 

Este proyecto, uno de los más famosos del artista, fue realizado para Ludovico el Moro, Duque de Milán en 1485 con el objetivo de sembrar el pánico en las tropas enemigas.

Tenía forma de tortuga reforzada con placas de metal y estaba rodeado de cañones ligeros que se disponían en una plataforma circular con cuatro ruedas que le proporcionaban un campo de tiro de 360º. La plataforma contaba con una cubierta cónica con una torreta de observación en la parte superior y era propulsado por hombres.

Leonardo dijo

Puedo hacer un vehículo blindado, fuerte e inexpugnable, que entrará en las filas de los enemigos y detrás de ellos la infantería será capaz de seguir sin ningún tipo de oposición.

Esta idea que, sin lugar a dudas, hubiera revolucionado el concepto de la guerra a fines del XV tenía problemas graves que impidieron su construcción y que hicieron que Leonardo terminara abandonando el proyecto.

Fuente: Universal Leonardo