En Octubre de 1937 el dictador Rafael Leónidas Trujillo ordenó la eliminación sistemática de más de 20.000 haitianos en lo que es conocido como la Masacre del Perejil por el método utilizado para saber quién era haitiano.