Curiosa cita de James Watt, ingeniero, matemático e inventor de la Máquina de vapor.