Cánovas del Castillo fue el causante de la paralización del revolucionario proyecto del submarino de Isaac Peral.