Los horóscopos han acompañado al hombre desde hace muchos muchos años. Hay muchos escritos en papiro o grabados en un muro sobre todo de época grecorromana, pero ahora se ha descubierto una muestra mucho más antigua.

Un grupo de arqueólogos estadounidenses y croatas ha descubierto la tabla astrológica más antigua conocida hasta el momento. Son 30 pequeños fragmentos aparecidos en una cueva croata cerca de Nakovana y que cuentan con unos 2200 años de antigüedad.

Estos fragmentos forman parte de lo que parece ser un tablero utilizado por un astrólogo para estudiar el horóscopo. Se pueden apreciar los grabados de los símbolos de Cáncer, Geminis y Piscis.

Lo que no se conoce es su procedencia y el porqué se encontraba en esta cueva. Se juega con varias teorías: que se hiciera en Egipto y llegase a la zona a través del Adriático, que perteneciera a un astrólogo griego establecido allí entre los ilirios o que estos lo hubiesen comprado o robado y lo dejasen en la cueva como ofrenda a alguna divinidad.