Stonehenge no va a dejar de sorprendernos. El misterio sigue envolviendo a esta impresionante construcción de la cual todavía  hoy no conocemos a ciencia cierta su posible utilidad. Templo solar, calendario astronómico, centro de curación…muchas son las interpretaciones que todavía hoy sigue atrayendo a multitud de personas.

Una nueva teoría señala que Stonehenge fue construido con el fin de producir sonidos vinculados a experiencias religiosas. Sus defensores provienen de la arqueoacústica, una nueva disciplina, que trata de encontrar el aprovechamiento acústico de construcciones del pasado, concretamente de las investigaciones del doctor Bruno Fazenda y otros colaboradores de las universidades de Bristol y Huddersfield.

Cuando estos investigadores trataron de probar su teoría en Stonehenge se entraron con el problema de que, al tener parte semidestruida, no mantenía su disposición original lo que afectaría a los efectos acústicos. Entonces decidieron utilizar una réplica a escala natural que se encontraba en Maryhill en Estados Unidos.

Reproducción de Stonehenge en Maryhill en EEUU.

Utlizando 64 canales de audio, altavoces y complejos programas informáticos hoy podemos saber como sonaba Stonehenge.

Vía: Planeta Sapiens