El slogan ¡No Pasarán! se hizo famoso en la defensa de Madrid durante la Guerra Civil. Las calles madrileñas se llenaron de pancartas como símbolo de la defensa republicana frente al ejército franquista. Tradicionalmente se había atribuido a Dolores Ibárruri, la Pasionaria, pero su origen es anterior.

La primera referencia al archiconocido slogan se sitúa en la Batalla de Verdún durante la 1ª Guerra Mundial. El “Ils ne passeront pas” se atribuye a Philippe Pétain, aunque lo más aceptado es que fue pronunciada por uno de sus oficiales, Robert Georges Nivelle.

Fue reutilizado en la 2ª Batalla del Marne en carteles propagandísticos con alguna variación gramatical, “On ne passe pas” e incluso aparecía en la placas de los uniformes de la Línea Maginot.

On_Ne_Passe_Pas_

Lo que más sorprendente más resulta es que un símbolo de la lucha contra el fascismo pudiera surgir del entorno de un militar como Petain, que durante la 2ª Guerra Mundial actuó como colaboracionista y aliado de Hitler como jefe de estado de la Francia de Vichy.