Simo Häyhä, es un finlandés considerado el mejor francotirador de la Historia, título bien merecido ya que abatió a 505 enemigos y dejó más de 100 heridos durante la Guerra de Invierno.

Simo_hayha

Este granjero tomó su rifle, un M28 Pystykorva, tras la invasión de Finlandia por la Unión Soviética en 1939 y escondido en los bosques de su país con temperaturas de hasta -40º se convirtió en la “bestia negra” de sus enemigos.

Los soviéticos lo apodaron “la muerte blanca” por el camuflaje que lo hacía invisible en la nieve y pusieron precio a su cabeza, aunque con bastante poco éxito.

la muerte blanca

No usaba mira telescópica para no aumentar el tamaño del blanco que ofrecía al enemigo uniendo también el hecho de que estas miras se rompían o empañaban con las bajas temperaturas existentes. Otras tácticas que empleaba era el compactar la nieve que había delante de él para evitar que se removiese al disparar o llenarse la boca de nieve para que su aliento no lo delatase. Su baja estatura, 1,52 metros, también le resultó muy útil para pasar inadvertido.

El 6 de Marzo de 1940, tras 100 días en combate, una bala explosiva impactó en su mejilla y lo dejó en coma durante 11 días, aunque se recuperó muriendo en 2002.

Simo hayha tras herida

Fuentes: Wikipedia/The Incredible Story of Finnish Sniper Simo Hayha