“Carpe Diem” es una frase muy conocida y que empleamos tantas veces en nuestra vida diaria fue acuñada por el poeta romano Horacio.

Carpe diem quam minimum credula poster

o lo que es lo mismo

Aprovecha el día, no confíes en mañana.


Es cierto es un tópico pero nadie puede negar que su mensaje optimista cala: vive y no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Pero no creáis que siempre ha sido así, en la Edad Media se entendía de forma bastante contraria. La cosa sería algo como

Vive el momento porque vas a morir pronto.

¿Qué queréis? Me gusta más el mensaje romano.

PARA SABER MÁS: