El Museo Británico es uno de los grandes centros culturales del mundo. Sus fantásticas colecciones son archiconocidas y, a pesar de visitarlas mil y una vez, nunca decepcionan. Pero hay cierta sala que no está al alcance de todos.

Según ha desvelado el periódico “The Times” en el interior del Museo se encuentra una sala, cerrada al público que se conoce con el nombre de “Porn Cupboard 205” (Armario del Porno 205). En ella encontramos obras de todo tipo y variadas épocas con un tema común, todas son eróticas o pornográficas e incluyen gran cantidad de material sado. Dentro de este último uno de los ejemplares más curiosos es un libro de 1870 llamado “La quinta esencia de la disciplina del látigo”.

En esta “sala porno” se pueden encontrar obras con más de 10.000 años de antigüedad, diferentes obras de Roma Antigua y así hasta nuestros días. Hay dibujos de órganos genitales, escenas heterosexuales y homosexuales, escenas de religiosos en poses bastantes obscenas,…

porno-british-1the-warren-cup

Pero como curiosidad señalar que esta sala tuvo su momento cumbre en la Época Victoriana, momento en que más se enriqueció. Siempre resulta curioso que en el XIX caracterizado por una moral estricta y por un puritanismo que lo inundaba todo abundasen tanto este tipo de temas. Un claro ejemplo de la lascivia e hipocresía de la sociedad victoriana.

Algunas muestras han conseguido salir del armario 205 para poder ser disfrutados por todos como “La cama” de Rembrandt, a saber cuantas maravillas siguen escondidas en este “armario del porno”.

la-cama-de-rembradt