Durante muchos siglos hemos pensado que Cleopatra tenía una belleza espectacular, se la consideraba capaz de hechizar a cualquier hombre, ¿pero es esto cierto?

De nuevo, el cine y la literatura han difundido un mito a lo largo de la historia que no es del todo cierto. Al igual que ocurrió con Nefertiti, parece ser que la Cleopatra hermosa y atractiva que todos tenemos en nuestra mente no fue real. Las últimas investigaciones nos dicen que fue en realidad fea, gorda y bajita, aunque eso sí muy inteligente y carismática.

Estos datos se extraen del estudio de una moneda de plata realizado por los arqueólogos de la Universidad de Newcastle. La moneda está considerada como uno de los mejores indicadores de la fisonomía facial puesto que es el único retrato de la época (data del año 32 a.c. ).

moneda

Dicha moneda presenta por un lado, la cabeza de Cleopatra con mentón sobresaliente, frente deprimida, nariz aguileña y labios finos. Por el otro lado de la moneda presenta la cabeza de Marco Antonio, en el que también se rompe el mito ya que no era un apuesto general como se pensaba sino que aparece con ojos saltones, nariz prominente y cuello muy grueso.

La egiptóloga Sally Ann Ashton la ha recreado en 3D y ha quedado el siguiente rostro.

cleopatrareal

Nos han tirado por tierra la imagen creada por las películas de Hollywood, pero que se le va a hacer nadie es perfecto.