El 11 de Febrero de 1873 fue un día importante en la Historia de España. Tal día como hoy hace unos cuantos de años perdimos un rey y proclamamos la 1ª República española.

Fueron en los convulsos años del Sexenio Revolucionario, período que ocupa desde la marcha al exilio de Isabel II hasta la restauración borbónica en la figura de su hijo Alfonso XII. Fueron años de levantamientos, conflictos y también el momento en que España alcanzó, hasta el momento, unas mayores cotas de democracia.

Tras un Gobierno Provisional que redacto la Constitución de 1869, Juan Prim se lanzó a la búsqueda de un rey (necesario por establecerse la monarquía constitucional) que hiciera olvidar a los desacreditados Borbones, el elegido fue Amadeo de Saboya.

Este italiano, hijo de Victor Manuel II protagonista de la unificación, no lo tuvo nada pero que nada fácil. En sus dos años de reinado no tuvo apoyos, sufrió levantamientos sociales fruto de la gran crisis económica, padeció dos guerras (carlista y guerra larga de Cuba) y se rodeó de gobiernos inestables. Demasiados problemas que le llevaron a renunciar al trono el 11 de Febrero de 1873. Ese mismo día las Cortes proclaman la 1ª República española.

Fueron 11 meses marcados por todo tipo de problemas, con dos sistemas republicanos (unitario y federalista) y cuatro presidentes. En 3 de enero de 1874 Pavía pondría fin a la experiencia republicana tras un golpe de estado. La llegada de los Borbones de nuevo al trono estaba cerca.