La Guerra de Secesión es uno de los grandes acontecimientos de la historia de Estados Unidos. El conflicto que enfrentó a los Estados del norte (la Unión) y los Estados del sur (la Confederación) entre 1861 y 1865 se convertirá en el más sangriento en suelo americano. Entre los soldados que integraron sus filas se dieron historias muy curiosas.

En el bando de los Estados de la Unión encontramos el Regimiento 54, la primera unidad de soldados negros mandada por blancos. Este Regimiento del Ejército de los Voluntarios de Infantería de Massachussets al mando del coronel Robert Gould Shaw hizo historia al, tras demostrar su valor en la Batalla del Fuerte Wagner donde murieron Shaw y más de la mitad de sus hombres. Este acto heroico permitió que otros muchos soldados negros poblaran las filas de las tropas del norte dando un paso adelante en su integración. Su épica historia fue contada por Edward Zwick en su película “Tiempos de Gloria”.

¿Pero sabíais que también hubo soldados negros entre las tropas confederadas? Es cierto que resulta bastante extraño pero diversos motivos como el miedo a las represalias o simplemente su agradecimiento hacia amos que eran amigables les llevó a luchar contra las tropas de la Unión.

PARA SABER MÁS: