El proyecto Lebensborn (“Fuente de vida”) fue una más de las atrocidades cometidas durante los años del III Reich. Se inició el 12 de Diciembre de 1935 primero bajo la dirección de Himmler y más tarde de Martín Bormann y su objetivo era crear una superraza aria.


En el intento de aumentar el número de niños “puros” nacidos en Alemania, además de potenciar las uniones entre los SS y las mujeres arias a los que se obligaba a tener al menos cuatro hijos,  se implantaron los “Lebensborn“. Goebbels incitaba a las mujeres alemanas a tener hijos a cambio de privilegios y beneficios en lugares muy apartados y vigilados. Una vez nacido el bebé, sólo se les permitía estar con ellos tres meses, ya que pertenecía al Reich.

Bautismo nazi Lebensborn

Con el inicio de la 2ª Guerra Mundial se instalaron “Lebensborn” en otros países como Noruega donde, una vez cumplidos tres meses, los niños se daban en adopción a familias nazis.

A partir de 1944 el programa se incentivó y los seleccionadores de raza de Bormann recorrieron el este europeo buscando niños que reunieran las características arias. Se raptaron más de 200.000 niños que se enviaban a los “Lebensborn” donde se les cambiaba el nombre y eran utilizados en experimentos. Los más llamativos los de las niñas a las que se adelantaba la pubertad para que pudieran comenzar antes a tener hijos.

Una nueva locura entre las muchas cometidas durante el III Reich.