Por algo se dice que la prostitución es el oficio más antiguo del mundo. Ya os contamos el burdel más grande de España y hoy nos detenemos en la Antigua Grecia donde la prostitución era una actividad de lo más común. El hecho de que la mayoría de los matrimonios no fueran por amor sino por acuerdos entre familias hacía que muchos varones buscasen placeres fuera del hogar conyugal. Por todo ello la prostitución en la Grecia Clásica era de lo más corriente y estaba aceptada por la sociedad.

Existía diferentes tipos de prostitutas según el lugar donde desarrollaban su trabajo. Así en los burdeles encontrábamos a las prostitutas de más baja condición denominadas Pornai. Eran jóvenes esclavas que realizaban sus servicios en los prostíbulos situados en El Pireo o El Cerámico, generalmente frecuentados por marinos y ciudadanos pobres. Consideradas mujeres de condición social baja, se vestían con ropas de colores muy llamativos, se pintaban de forma exagerada y se rasuraban todo su cuerpo. Sus servicios eran poco costosos.

Junto a ellas estaban las Hetarias o prostitutas de lujo que prestaban servicios a cambio de una cantidad importante de dinero. No eran una clase muy numerosa, formada principalmente esclavas libres de procedencia extranjera, sobretodo griegas de Asia Menor. Tenían un gran renombre no sólo por su belleza sino sobretodo por su refinada educación y su inteligencia. Comparables a las geishas japonesas, podían tomar parte en los simposio (fiestas refinadas sólo para hombres), y sus opiniones y creencias eran además muy respetadas por ellos.

hetairae

Además de ser mujeres totalmente independientes y autosuficientes, algunas llegaron incluso a ser importantes e influyentes en la época que les tocó vivir. Ejemplo de ello fue Aspasia de Mileto, mujer de la que se enamoró Pericles llegando a repudiar a su esposa por ella. En su casa se reunían los principales filósofos griegos y se cuenta que tenía tal elocuencia y sabiduría que el propio Sócrates acudía a escucharla.

aspasia-de-mileto

Otra Hetaira que ha pasado a la Historia fue Friné, compañera del escultor Praxiteles que se inspiró en ella para realizar la magnífica Afrodita de Cnido.

afrodita-de-cnido