La 1ª Guerra Mundial fue el gran conflicto que desangró Europa a principios del siglo XX. Sería en ella cuando el mundo pasaría de usar armas que recordaban tiempos muy antiguos a las nuevas y destructoras que nos dejarían unos 10 millones de muertos.

Austria-Hungría lanzó un ultimatum a Serbia tras el asesinato de sus herederos en Bosnia, lo que provocó que se pusieran en marcha las alianzas de la Paz Armada lo que hizo inevitable la guerra.

Resulta curioso que las primeras víctimas de la contienda se dieran cuando todavía sus países no estaban en guerra. Fueron el teniente alemán Meyer y el cabo francés Peugeot.

Ocurrió el 2 de Agosto de 1914 en la frontera entre Francia y Luxemburgo durante una escaramuza. Un teniente alemán llamado Meyer avanzó a caballo hacia las líneas francesas por lo que el francés Peugeot se asustó, sacó su revolver y le disparó. Antes de caer el alemán le respondió y ambos acabaron muertos.

Ambos tienen el muy dudoso honor de haberse convertido en las primeras victimas de la primera gran contienda mundial y eso que Francia y Alemania se declarararían la guerra un día después de su muerte, el 3 de Agosto.

Fuente: Todo lo que debe saber de la Primera Guerra Mundial: 1914-1918 de Jesús Hernández Martínez