La primera tarjeta de Navidad fue realizada por el británico Henry Cole en 1843 en Londres.

Ofrecía una ilustración del pintor londinense John Calcott Horsley que mostraba a una familia que bebía vino junto con un niño pequeño. La idea surgió después que Cole, cansado de escribir felicitaciones a mano, decidiera también ganar un poco de dinero con su idea. Para ello una serie de 1.000 tarjetas fue impresa y vendida por un chelín. El mensaje que contenían era

Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo para ti.

Vamos que en esto hemos cambiado muy poco.