En nuestro mundo son comunes las máquinas expendedoras. Coca-cola, tabaco entre una multitud de productos los tenemos siempre al alcance de la mano por todas partes.

Pero esto no es es cosa nuestra, de hecho es un descubrimiento helenístico.

La 1ª máquina expendedora de la historia se la debemos a Herón de Alejandría, ingeniero y matemático que vivió en en esta ciudad egipcia en el siglo I.

Este personaje inventó un curioso artefacto con un mecanismo bastante sencillo. Se insertaba una moneda se movía una palanca y podías obtener el producto deseado que en este caso era agua bendita.

Fuente: ¡Cuánto le deben Coca-Cola y Durex a Herón de Alejandría!