Siempre creyendo que Yuri Gagarin fue el primer hombre en viajar al espacio y ahora resulta que fue un chino. Pero no Yang Liwei, sino un chino del siglo XVI.

Este curioso personaje fue Wan Hu, un funcionario imperial de la dinastía Ming hacia el 1500. La obsesión de Wan Hu por las estrellas le llevaron a querer convertirse en el primer astronauta del mundo. Así, recogiendo la experiencia desarrollada en China con los cohetes decidió construirse una nave espacial.

Así con una silla, dos cometas y 47 cohetes se preparó para ir al espacio. El día del lanzamiento se vistió con sus mejores galas, se ató a la silla y hizo que 47 sirvientes encendieran a la vez los 47 cohetes.

Cuando el humo se disipó no estaban ni Wan Hu ni la silla, pero lo que no estaba tan claro es si llegó a alcanzar las estrellas.

PARA SABER MÁS: