En el campo de los orígenes de la Humanidad no se deja de avanzar gracias a nuevos descubrimientos y el último ha sido el descubrimiento de un cráneo de simio de unos 20 millones de años de antigüedad.

Ha sido en la región Karamoja de Uganda, concretamento en un extinto volcán en una región semiárida del noreste del país y los descubridores han sido un grupo de expertos peleontólogos ugandeses y franceses.

 

Los resultados de los primeros estudios indican que el fósil encontrado corresponde a un simio trepador herbívoro, de unos 10 años de edad cuando murió.  Asimismo, el cráneo ha mostrado que el simio tenía una cabeza del tamaño de la cabeza un chimpancé pero el cerebro de un babuino o mono grande. Es la primera vez que se encuentra un fósil completo de tal antigüedad, de ahí su importancia.