En torno a la figura de Tutankamon siempre gira el misterio y los enigmas. El hecho del descubrimiento de su tumba, la única intacta de un faraón, y de la leyenda de la maldición lo hacen un personaje muy llamativo, cosa curiosa porque en su tiempo no fue importante y fue el pequeño tamaño de su tumba el que impidió que fuese saqueada. Pero otra de las incógnitas que rodean a su figura, al igual que pasaba con Cleopatra, es la causa de su  muerte ¿sabes cuál fue?

Tutankamón murió hacia 1335 aC  por causas desconocidas. Tras ser descubierta su tumba por Howard Carter el cráneo tenía un hueso roto, lo que hizo pensar a todos que su  muerte fue causada por un golpe en la cabeza.

cabeza-de-tutankamon

Tras los últimos estudios fundamentados en el análisis de la momia a través del TAC se han extraido conclusiones diferentes. Además de estimar la edad de la muerte en unos 18 ó 20 años y su estatura en 1,80 centímetros también pudieron discernir algo sobre la causa del fallecimiento. Según parece el faraón no fue asesinado por lo que podría ser que el golpe del cráneo se produjera durante el proceso de embalsamamiento. Además también se ha podido demostrar que Carter y su equipo causaron daños a la momia en su intento de extraerla, hecho que dificulta todavía más la posible causa de la muerte.

momia-de-tutankamon

Hoy las hipótesis apuntan a que la causante sería una infección producida por la rotura de una pierna, una fractura en el muslo de la que no se puede determinar qué la produjo aunque sí que pudo permanecer abierta, infectarse y resultar fatal, pero ¿quién sabe?

radiografia-femur-roto-de-tutankamon