El Políptico del Cordero Místico es una de las obras maestros de los Primitivos Flamencos. Fue realizada por Hubert y Jan Van Eyck en el siglo XV para la catedral de San Bavón de Gante.

poliptico-cordero-mistico

Está formado por 12 tablas que muestran en la parte superior una visión de Dios entronizado, flanqueado por la Virgen y el Bautista, dos coros de ángeles cantores y músicos, Adán y Eva. En la parte baja se despliega un desfile de reyes, caballeros, profetas, obispos y santos que convergen hacia el centro donde está el Cordero, símbolo eucarístico del sacrificio de Cristo, que derrama su sangre en un cáliz.

Pero una de las características que convierten a esta obra en única es que ha sido la obra más robada de la Historia del Arte.

Sus aventuras y desventuras comenzaron en 1566 cuando fue desmontado y ocultado en el Ayuntamiento para protegerlo de los ataques iconoclastas calvinistas. Napoleón lo tomó como trofeo mandando los paneles centrales al Museo del Louvre y vendiendo los laterales, aunque se recuperaron y volvieron a su lugar de origen tras la derrota de Bonaparte.

En 1816 el vicario de San Bavón vendió algunos paneles laterales que, tras pasar por varias manos, cayeron en poder de Federico Guillermo III de Prusia que los expuso en Berlín. Tras la 1ª Guerra Mundial, por el Tratado de Versalles volvieron a Gante.

En 1934 fueron robados dos paneles, San Juan Bautista, que fue reintegrada poco después y los Jueces Justos, que todavía no se ha recuperado. La tabla que hoy vemos es una copia realizada por Jef Vanderveken, conservador del Museo de Bellas Artes de Bruselas en 1945.

san juan bautista poliptico cordero mistico

 

Jueces justos poliptico cordero mistico

En la 2ª Guerra Mundial el Políptico se enfrentó al saqueo nazi hasta que fue recuperada por los Monuments Men en la mina de Altaussee.

monuments-men-poliptico-cordero-mistico

Actualmente podemos disfrutar del espectacular Políptico del Cordero Místico en la Catedral de San Bavón de Gante con 11 de sus 12 paneles originales. Y lo que nadie puede negar es que sigue siendo una obra clave para los habitantes de la ciudad.

grafiti-poliptico-cordero-mistico

grafiti-tabla-poliptico-cordero-mistico