Comenzamos la serie de las grandes pandemias de la historia de la humanidad hablando de la Plaga de Atenas y hoy continuamos con la Peste Antonina o Peste de Galeno al ser descrita por este famoso médico.

Galeno

La peste al parecer fue traída desde el Oriente próximo por los soldados de Lucius Verus que regresaban de luchar contra los partos. En el verano del 165 la peste asolaba Esmirna y a finales de ese mismo año la pestilencia se había extendido por todo el Oriente romano. Las legiones diezmadas por la enfermedad evacuaron Mesopotamia firmando un tratado con los partos. En el 166 la peste estaba presente en Egipto y así, acompañando a los legionarios en el camino de regreso, se fue extendiendo hasta llegar a la capital.

Peste Antonina

En el 166 la peste se encontraba presente en Roma, pues es mencionada por Galeno, en su Methodus Medendi. Esta gran peste tenía dos características muy especiales que la diferenciaban de otros episodios anteriores: primero su persistencia y segundo su gran extensión al afectar a buena parte del Imperio. De hecho llegó a alcanzar el Rhin y la Galia, quedando al parecer libre de esta peste Hispania y el África romana.

Los síntomas iniciales, descritos por Galeno, eran fiebre alta, inflamación de boca y garganta, una sed abrasadora y diarrea. Alrededor del noveno día aparecía una erupción en la piel, que en algunos casos era seca y en otros producía pústulas. Galeno da a entender que la mayoría de los enfermos moría antes de la erupción. 

En el período comprendido entre el año 165 y el 180 la plaga hizo estragos matando unas 5000 personas diarias solo en Roma. Entre sus víctimas más notables citar a Lucio Vero y al propio emperador Marco Aurelio.  En el período comprendido entre el 165 y el 180 ataca a unos 20 millones de personas causando unos 5 millones de muertos.

Peste Antonina

Después de un corto respiro, la peste volvió en 189 pero circunscribiéndose a la ciudad de Roma donde mató en su momento álgido a unas 1000 personas diarias.

Hay varias teorías sobre lo que pudo ser esta enfermedad, pero la más aceptada es que fue viruela.

virus viruela

Otro debate es en torno a si la peste fue o no el elemento clave en la crisis de Roma. Según Barthold Georg Niebuhr lo es al explicar el punto de inflexión que supuso el reinado de Marco Aurelio. En cambio lo más aceptado fue que la crisis de Roma no se produjo por las epidemias, sino que estas solo fueron una de las muchas razones para explicarla. La peste fue un factor más en el cambio de ciclo que supondría tiempo más tarde el fin del mundo antiguo.

Fuente: La peste de los Antoninos. Una epidemia en la Roma Imperial de Enrique Gozalbes e Inmaculada García.