Las vacunas se definen como un principio orgánico preparado que se inocula para provocar una producción de anticuerpos y así preservar de una enfermedad determinada. Todos hemos sido vacunados varias veces a lo largo de nuestra vida, pero ¿cuál es el origen de estas vacunas?

Está en la Inglaterra rural de los últimos años del siglo XVIII cuando un médico, Edward Jenner apreció que las ordeñadoras que entraban en contacto con la viruela de vaca no contraían la variante humana. Puso en práctica el experimento de inyectar esta viruela vacuna a un niño, al que más tarde inyectó la viruela humana sin que mostrase ningún síntoma.

El salto definitivo en el campo será dado por Louis Pasteur que en homenaje de Jenner introdujo los términos de vacuna y vacunación (provenientes de la palabra latina vacca).