El Bloody Mary es un conocido cóctel hecho con vodka, zumo de tomate y salsas, como la Worcestershire o la salsa de Tabasco, todo ello condimentado con sal, pimienta negra, pimienta de Cayena y jugo de limón. Hasta ahí todo correcto, pero ¿sabes de dónde viene el nombre de esta bebida?

 

Pues según su traducción literal «Bloody Mary» es «María la Sanguinaria» nombre con el que se conoce a María Tudor. María, hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón, se convirtió en reina de Inglaterra e Irlanda en el período comprendido entre el 19 de Julio de 1553 y el 17 de Noviembre de 1558.

El apodo de Bloody Mary se lo ganó por las persecuciones contra los protestantes ocurridas en su reinado. La reina consiguió que el Parlamento rechazase las leyes aprobadas por Enrique VIII tras la firma del Acta de Supremacía. Además reestableció las leyes contra los herejes y durante cuatro años llevó a cabo las persecuciones religiosas que culminaron con el exilio de muchos  líderes protestantes y la ejecución de casi 300.

Realmente no hay datos exactos sobre estas ejecuciones y está claro que hay mucho de Leyenda Negra sobre esta reina católica en la Inglaterra anglicana del XVI.

maria-tudor