Ya os hemos hablado en QuHist del origen del nombre de los continentes, de los días de la semana y hoy nos vamos a detener en el origen de los meses del año.


El origen está, como tantas otras cosas, en la Antigua Roma. Hasta Julio César el calendario romano tenía diez meses comenzando el año el 1 de Marzo, a partir de entonces se adoptó el calendario juliano.

Enero proviene de “Ianuarius”, es decir está dedicado al dios Jano el de las dos caras, para  unos símbolo del Sol y la Luna  y para otros del pasado y del futuro.

Febrero deriva de “Februarius” y era el mes de la purificación. Hace referencia a unas fiestas que se celebraban en la segunda quincena en las que los sacerdotes golpeaban a la gente con unas varas (februum) para purificarlos.

Marzo es el mes dedicado a Marte, dios de la guerra. Aquí comenzaba el primitivo calendario romano lo que puede explicarse al ser Marte el padre de Rómulo uno de los fundadores de Roma.

Abril deriva de “Aprilis” que a su vez viene de “Aprire” (abrir) haciendo relación a que con la primavera se desarrollan la flora y la vegetación.

Mayo conmemora a la diosa Maia madre de Mercurio. El primer día de este mes era costumbre plantar un árbol llamando Mayo.

Junio deriva de “Iunius” en homenaje a la diosa Juno, esposa de Júpiter. Otra teoría habla de que puede procederde Lucius Iunius Brutus que destronó al último rey de Roma e instauró la república.

Julio viene de “Iulius” en honor a Julio César. Antes de la modificación del calendario este mes se llamaba Quintilis por ser el quinto (empezando desde Marzo).

Agosto deriva de “Augustus” en honor al emperador Octavio Augusto. En el antiguo calendario se denominaba Sextilis (sexto mes).

Septiembre proviene del latín “September”, el séptimo mes del antiguo calendario.

Octubre, de “October”, el octavo mes.

Noviembre, de “November”, el noveno mes.

Diciembre, de “december”, el décimo mes. Estaba bajo la tutela de Vesta y se representaba con un esclavo con una antorcha encendida en alusión a las Saturnales.