En estos días se está celebrando el Corpus Christi en diversas ciudades españolas. Esta fiesta católica destinada a celebrar la Eucaristía tiene su origen en la Edad Media.

Fue concretamente en el siglo XIII cuando una monja, Juliana de Cornillón, promovió la idea de celebrar una festividad en honor al cuerpo y a la sangre de Cristo presente en la Eucaristía, pero no será hasta poco después cuando tome el impulso definitivo.

Hacia 1263 el Papa Urbano IV comenzó a investigar los reclamos del llamado “Milagro Eucaristíco de Bolsena”, en el cual mientras un sacerdote celebraba la misa en la iglesia de la localidad de Bolsena (Italia), al romper la hostia consagrada, brotó sangre. Este hecho milagroso dió un impulso definitivo a la fiesta del Corpus Christi.

La festividad fue instituida en el año 1264 por el Papa Urbano IV con la bula Transiturus hoc mundo. Desde que aquel momento se comenzó a festejar el Corpus Christi de manera formal, cambiando sus fechas según los países y las regiones.