Ya sabéis que en QuHist nos gusta comentar el origen de muchas de nuestras expresiones actuales. Pues de todas las recogidas hasta el momento, ésta es quizás la más curiosa.


Según parece el origen de la expresión “Cargar con el muerto” está en la Edad Media.  En este período las leyes establecían que si era hallado un cuerpo muerto en extrañas circunstancias y no era posible identificar al autor del delito el pueblo entero estaba obligado a pagar una multa llamada homicidium u omecillo.

Debido a esta circunstancia y para evitar tener que pagar la multa cuando en el pueblo se encontraba un muerto sus habitantes se ponían de acuerdo, lo cogían y lo trasladaban a otra localidad. De esta  manera el problema era de otros y ellos los responsables de pagar la sanción. Picaresca en estado puro.

cargando_al_muerto

Hoy sigue manteniendo la esencia al emplearse para atribuirle a otro algo que no ha hecho.