En estos días que estamos viviendo raro es el hogar en el que no encontremos un Belén. Ya os hablamos de que los árboles de Navidad son un elemento clave, pero sin lugar a dudas son los Belenes los que forman parte de nuestra tradición. No hay Navidad que se entienda sin ellos, pero no siempre ha sido así.


La tradición de los Belenes se remonta a la Edad Media pero se fue perdiendo hasta que renació en Nápoles. A España llegará de la mano de Francisco Salzillo, escultor barroco del siglo XVIII asentado en Murcia. El padre del artista era napolitano y precisamente será gracias a él cómo se resucite esta bonita tradición en nuestra país.

Salzillo realizó todo tipo de pequeñas figuras, unos 30-40 cms, agrupadas o individuales y realizadas en los más diversos materiales. Las hay de cartón endurecido, de madera, de barro,…pero todas tienen algo en común y es que van vestidas como personajes del siglo XVIII.

009-imagen-de-belen-de-salzillo

imagen-2

reyes-magos-belen-salzillo

Nuestra Navidad no sería igual sin la aportación de este importante escultor del Barroco español ¿no creéis?