A lo largo de la evolución humana son muchos los homos de los que podíamos hablar, pero sin duda uno de los que más mala prensa tiene en el imaginario popular es el Hombre de Neandertal. Es común en las expresiones populares a la hora de referirnos a alguien bruto o que actúa como un animal identificarlo con un Neandertal y nada más lejos de la realidad.

Es un Homo que presenta muchas incógnitas, tanto en su aparición como en su extinción y aunque algunas se han desvelado, otras son sólo teorías que se modifican con los hallazgos descubiertos.

Gracias a los descubrimientos de Atapuerca sabemos que, pese a las dudas de algunos investigadores sobre su carácter sapiens, lo era totalmente. Evolucionó desde el Homo Antecessor a través del Homo Heidelberguensis  y no aportó nada a la constitución genética del Homo Sapiens que llegaría desde África.

Los Neandertales vivieron en Europa entre el 150.000 y el 35.000 aC aproximadamente y se han localizado más de 200 individuos y numerosos yacimientos de este europeo de pura cepa.

Su aspecto físico que presenta numerosos rasgos arcaizantes generalizó la idea de su falta de inteligencia. Tanto la forma de su rostro (sobresaliente, nariz ancha y hundida, arcos superciliares muy marcados, frente huidiza, craneo alargado), sus huesos muy espesos además de sus brazos muy alargados y su baja estatura nos llevaron a pensar que eran unos seres bastante simples. Pero no era así, su forma física pudo tener mucho que ver con la adaptación al medio hostil en el que vivían. No podemos olvidar las gélidas temperaturas que asolaban Europa en estos momentos.

craneo de neandertal

A pesar de este rudo aspecto tenían una capacidad craneana en torno a 1625 cm3 y hay claras evidencias del desarrollo del pensamiento simbólico.

Ya conocíamos algunas prácticas de enterramiento que hablaban de canibalismo o culto al cráneo o al oso, pero ahora tenemos más base para defender esta idea del pensamiento simbólico. El profesor Joao Zilhao, arqueólogo de la Universidad de Bristol en el Reino Unido, ha hecho un curioso descubrimiento en Murcia, unos recipientes que parecen haber sido utilizados como recipientes para almacenar y mezclar pigmentos con los que se maquillaban.

Los científicos encontraron trozos de un pigmento amarillo, que dicen que posiblemente fue utilizado como base y también encontraron un polvo rojo mezclado con manchas de mineral negro brillante. Junto a ellos también han aparecido unas conchas de vivos colores que pudieron ser utilizadas como adornos.

concha joya neanderthal

También hay muchas polémicas en torno a su desaparición, se ha hablado de un enfrentamiento con los Sapiens que no superaron, de un arcaismo en sus útiles que les dejó indefensos ante la tecnología más avanzada de los Sapiens, hoy superado, y de la no adaptación al nuevo clima entre muchas otras versiones, aunque lo más aceptado es que el cambio climático acabó con ellos.

Hace unos 35.000 años habían desaparecido, aunque no de toda Europa. Las investigaciones del profesor Clive Finlayson, director del Museo de Gibraltar, han llevado al descubrimiento de una pequeña población de supervivientes en la cueva de Gorham en Gibraltar que pervivió hasta hace 24.000 años debido al mejor clima y a la mayor abundancia de recursos.

neanderthales en Gibraltar

Vamos a tener que cambiar esa arcaica visión y empezar a ver a estos homos como mucho más cercanos a nosotros de lo que lo creíamos hasta ahora.

comparativa neandertal sapiens

PARA SABER MÁS: