Un 18 de Julio de 1918 nació uno de los personajes más importantes del pasado siglo XX: Nelson Mandela.

Mandela, símbolo de la resistencia y la lucha por la igualdad en la Sudáfrica del Apartheid y Premio Nóbel de la Paz en 1993, nació el 18 de Julio de 1918 en Mvezo. Desde su adolescencia mostró una actitud rebelde rechazando la educación inglesa y en 1943 comenzó a militar en el Congreso Nacional Africano (CNA).

Después del comienzo del apartheid por parte del Partido Nacional Sudafricano, Nelson Mandela puso en marcha una campaña de desobediencia civil en 1952 inspirado en los métodos seguidos por Ghandi. Entre sus actuaciones boicots, huelgas, marchas y paros que fueron violentamente reprimidos con multitud de asesinados. Tras varios pasos por prisión, Mandela fue condenado a cadena perpetua tras el famoso Juicio de Rivonia por su denuncia pública de las injusticias del régimen sudafricano en la prisión de Robben Island.

La opinión internacional se posicionó a su lado en el movimiento “Libertad para Mandela” e incluso la ONU aprobó condenas y boicots contra Sudáfrica durante 50 años. Su fama crecía mientras pasaban los años realizando trabajos forzados y en unas condiciones deplorables.

El presidente Frederik Willem de Klerk lo liberó en Febrero de 1990 tras 27 años de encarcelamiento como preso político por defender la libertad del pueblo sudafricano.

El 27 de abril de 1995 fue elegido Presidente de la República en las primeras elecciones tras el apartheid. Madiba, nombre con el que se refieren a Mandela y que hace referencia a un título honorario adoptado pro los ancianos de la tribu de Mandela,  se había convertido en el primer mandatario negro de la nación africana sembrando de grandes esperanzas a su pueblo.