La Gioconda de Leonardo Da Vinci nunca dejará de sorprendernos. Está rodeada de incógnitas, si hace unas semanas hablamos de las iniciales que habían aparecido en los ojos de la Gioconda, hoy traemos una información bastante más curiosa sobre su identidad.

Parece ser que el Comité Nacional italiano para la Valoración de Bienes Históricos ha descubierto la verdadera identidad de la Gioconda. El presidente del comité y historiador del arte, Silvano Vicenti afirma el modelo del cuadro fue un joven asistente de Leonardo Da Vinci llamado Salai. Sí, has leído bien, después de tantos siglos intentando descubrir la identidad de la mujer que aparece en el cuadro, se ha llegado a la conclusión que es un hombre.

Salai, cuyo verdadero nombre era Gian Giacomo Caprotti, empezó a trabajar con el artista a los 16 años y permació a su lado durante 25 años. Según Vicenti, los hombres mantenían una relación “ambigua” y es posible que fueran amantes.

Salai fue modelo de muchas de las obras de Da Vinci, como por ejemplo en el San Juan Baustista o El Ángel Encarnado y la verdad es que cierto parecido si que tiene con al Mona Lisa ¿no os parece?

Como curiosidad señalar que a principios del siglo XX Sigmund Freud hizo el siguiente comentario

La Mona Lisa refleja una preocupante masculinidad.

Realidad o casualidad mucho temo que esta majestuosa obra de Leonardo nunca va a dejar de asombrarnos.