¿Sabíais que México tuvo su particular guerra con Japón durante la 2ª Guerra Mundial?

Pues si,  envió tropas para enfrentarse al Eje en el campo de batalla, ayudó a la repatriación y refugio de ciudadanos de naciones aliadas, aumentó la venta de petróleo crudo a Estados Unidos y reconoció abiertamente a las autoridades en el exilio de países como Francia y España.

Particpacion Mexico 2ªGM

Pero lo más curioso es que libró su propia batalla contra los japoneses en suelo patrio.

En México habitaban varios miles de japoneses que habían ido llegando al país desde finales del siglo XIX. En los años de la 2ª Guerra Mundial eran ya muchos los que habían nacido allí y estaban totalmente integrados a la vida mexicana.

En los años previos al conflicto, el gobierno de Estados Unidos solicitó a varios países de América Latina, entre ellos México, que vigilara a los japoneses que residieran en sus territorios y el asunto se recrudeció tras el bombardeo de Pearl Harbour. A partir de Diciembre de 1941 el gobierno mexicano puso bajo vigilancia a los 6000 japoneses que vivían en su suelo.

Fueron obligados a abandonar sus hogares y no sólo los que vivían en zonas cercana a la frontera con EEU, vistos como un peligro por la Casa Blanca, sino todos. Se les concentro en las ciudades de México y Guadalajara y algunos incluso fueron encarcelados por varios años.

Junto a ello se les recortaron derechos y incluso los hijos de inmigrantes japoneses que no demostraran haber nacido en el país fueron considerados «enemigos externos».

La crueldad de la guerra tiene muchas caras.

Vía: BBC