Las tumbas egipcias no dejan de darnos sorpresas. No sólo han aparecidos en los últimos tiempos 17 nuevas pirámides, sino que incluso algunas se han convertido en verdaderos reclamos turísticos para determinados colectivos.

El ejemplo es la tumba de «Los Dos Hermanos» situada en la zona arqueológica de Saqqara a 35 kilómetros de El Cairo que hoy es visitada por miles de homosexuales.

La mastaba, descubierta en 1964, alberga los restos de  Nyaunkh Khom y Khom Hotep, dos peluqueros que vivieron entre el 2500 y el 2300 aC y que trabajaron para el faraón Nyuserra.

No se conoce muy claramente la situación de los homosexuales en el Antiguo Egipto. Los textos son polémicos y abiertos a diferentes interpretaciones, pero si parece cierto que casi nunca es representada y es rara su mención en los documentos, por lo que no debía ser aceptado por la sociedad del momento.

Por ello resulta tan curiosa esta mastaba donde sus protagonistas no muestran ningún reparo en abrazarse y besarse.

Desde aquí puedes visitar la tumba.