En épocas duras las manifestaciones se convierten en una de las pocas armas que les queda al pueblo para reivindicar sus derechos. Está pasando hoy y se ha repetido muchas veces a lo largo de la Historia.

Un ejemplo: Una manifestación de mujeres en Madrid en Noviembre de 1936 en apoyo del gobierno de la 2ª República y su lucha contra los sublevados. Su lema no puede ser más duro:

Preferimos ser viudas de héroes que esposas de cobardes.

Vía: Fotos y vídeos de la Guerra Civil