La Leyenda Negra es un término que se vincula a la Historia de España durante el reinado de los Austrias en el siglo XVI. A través de ella se ha lanzado al mundo la idea de una España brutal y vengativa pero, como ocurre en la mayoría de estos casos,  ni mucho menos todo lo que cuenta es cierto.

Al período que se refiere más directamente fue al reinado de Felipe II durante la segunda mitad del XVI, pero también encontramos sus raices en la primera mitad con Carlos I. Ayudó a vender la imagen de una España intolerante ante las nuevas creencias surgidas de la Reforma protestante, una España que había destruido las Indias y asesinado a sus habitantes, además de otra serie de injurias sobre todo contra el rey Felipe II.

felipe II

El origen de su aparición se entiende por el papel de España en estos momentos. Es el país más poderoso del mundo y evidentemente eso despertaba celos y rechazo entres los países vecinos que aspiraban a ocupar su lugar. Aunque también es curioso, aunque muy acorde al carácter español, que más que Europa su extensión se debió a la malevolencia del resto de los territorios peninsulares respecto a Castilla.

Los autores que la promovieron no están muy claros, hay quien habla de orígenes italianos, alemanes o judíos, pero quizás el germen de estas feroces críticas lo encontramos sobre todo en cinco libros todos del siglo XVI:

  • Las Relaciones y Memorias de Antonio Pérez.
  • Las Artimañas de la Inquisición de un fraile “iluminado” de San Isidoro del Campo.
  • El Libro de los Mártires de Fox.
  • Escritos de Guillermo de Orange.
  • La Destrucción de las Indias del Padre Bartolomé de las Casas.

Por supuesto ni mucho menos todo lo que aparece en estos libros era cierto. En su difusión tuvo mucho que ver las malas relaciones que Holanda tenía con España y, teniendo en cuenta que era el foco editor más importante de Europa, a nadie le extrañaría el mensaje que ayudaron a mandar.

De todas formas en estos momentos, siglo XVI, esta “Leyenda Negra española” no tendrá tanta relevancia, de hecho su denominación es bastante tardía. El primero en dar este nombre fue Julián Juderías en 1912 para definir lo que él entendía como

Una conspiración mundial contra la dignidad e identidad del ser de España por haber sido tan grande como fue.

Este comentario se entiende en el momento en que fue formulado, la España que había perdido sus últimas colonias y que estaba sumida en plena Crisis del 98.

Como ocurre en estos estos casos habría parte de verdad y muchas exageraciones, pero es siempre lo que pasa con los Imperios de cada momento de la historia. ¿O acaso no ocurre hoy?