Victoria Kent fue una diputada de las Cortes de la 2ª República conocida por su posición contraria al voto de la  mujer al considerar que en ese momento en concreto no lo haría de forma responsable. Consideraba que el voto femenino sería el voto del cura lo que perjudicaría a la izquierda.

Pero no fue sólo por esta polémica por lo que pasó a la historia, sino por llevar a cabo una gran cantidad de reformas en las prisiones españolas, algunas de ellas bastante curiosas.

Fue designada Directora General de Prisiones por el mismo Presidente de la República, Alcalá Zamora, y desde este puesto puso en marcha una labor destinada a reformar las cárceles españolas.

Consideraba que el fin fundamental de las prisiones era recuperar al preso para la sociedad y que, por ello, las cárceles deberían convertirse en el instrumento que lo consiguiera, llegando a cerrar 114 centros por su pésimas condiciones. Con este fin entre las medidas que aplicó destacar la eliminación de los grilletes y cadenas, la mejora de la alimentación, la libertad de cultos para los presos o la liberación de las personas mayores de 70 años siempre que jurasen que iban a llevar una vida digna.

Para las mujeres construyó la cárcel de Las Ventas eliminando la figura de las monjas y creando para su gestión la sección femenina del Cuerpo de Auxiliares de Prisiones. Entre las medidas más curiosas sustituyó las celdas de castigo por las de aislamiento y creó el famoso “vis a vis” con el fin de evitar las relaciones homosexuales entre los reclusos.