En estos días donde el cine nos acerca a la que fue uno de los grandes centros del saber de la antigüedad, es casi imprescindible hablar de la Biblioteca de Alejandría.

La Biblioteca Real de Alejandría o Antigua Biblioteca de Alejandría fue creada a principios del siglo III a.C. por Ptolomeo I y se cree que pudo albergar hasta 700.000 volúmenes (900.000 cuando Marco Antonio regaló a Cleopatra ejemplares de Pérgamo). Fue la mayor de su época y, junto con el Museo, formaban uno de los principales centros del conocimiento, estábamos ante un verdadero templo de la sabiduría. Durante siglos sus fondos se nutrieron con obras griegas y traducciones a este idioma de obras provenientes de Persia, India, Palestina e incluso de África.

interior-biblioteca-de-alejandria

Se encontraban en ella obras de papiro o pergamino que se denominaban “volúmenes”, también en hojas cortadas o “tomos” y todas se subdividían en “partes” o “libros”. Es curioso que las copias que se hacían a mano eran a veces más estimadas que los propios originales y esto era por las correcciones que incorporaban. Estas copias cada vez eran más y se conseguían de las maneras más diversas: enviaban a personas que se hiciesen con bibliotecas enteras por todas la culturas conocidas bien para comprarla o simplemente para copiarla e incluso a veces confiscaban rollos de los barcos que llegaban al puerto y, tras copiarlo, se devolvían.

rollos

La biblioteca se distribuía en estacias dedicadas diferentes materias y la mantenían poetas y filósofos. El primer bibliotecario fue Zenódoto de Efeso que llegó a catalogar más de medio millon de obras realizando el primer católogo temático de la historia. En ella se estudiaba todo lo estudiable: Filosofía, Matemáticas, Literatura, Astronomía, Medicina, entre otras muchas y por ella desfilaron personajes como Eratótenes, Euclides, Arquímedes o Hipatia de Alejandría, una de las figuras femeninas más atrayentes de la Antigüedad.

hipatia

Su final parece ser que estuvo entre torno al siglo III-IV de nuestra era situándose en la toma de la ciudad por Aureliano o por Dioclesiano, aunque según otras fuentes pudo estar en el expolio ordenado por Teodosio en el 391 dentro de la destrucción de los templos paganos de la ciudad. Los estudiosos sobrevivieron otra generación hasta el asesinato de Hipatia de Alejandría, última directora, por una horda de cristianos fanáticos que la quemaron en los restos de la Biblioteca en el año 415.

Os dejo dos citas del libro Cosmos de Carl Sagan sobre la Biblioteca de Alejandría y sobre Hipatia.

El lugar donde los hombres reunieron por primera vez de modo serio y sistemático el conocimiento del mundo”, …el cerebro y el corazón del mundo antiguo.

Un símbolo de cultura y de ciencia, …cuyo martirio estuvo ligado a la destrucción de la biblioteca.

En la actualidad Alejandria vuelve a tener Biblioteca, la Bibliotheca Alexandrina, que vio la luz 1600 años después de la desaparición del mítico edificio.

nueva-biblioteca-de-alejandria