¿Te has preguntado alguna vez qué hacía la gente para levantarse a tiempo antes de que los despertadores llegaran a nuestra vida?

Es lógico pensar que los rayos del sol eran los indicados, pero muchos trabajadores se levantaban antes de su salida así que en la Gran Bretaña de la Revolución Industrial idearon un curioso sistema: el Knocker-up.

Por un penique a la semana se contrataba a un despertador humano en las principales ciudades de la Revolución Industrial. Estos Knocker-up eran normalmente trabajadores retirados o mujeres que con este trabajo conseguían un dinerito extra con el que poder mantenerse.

El sistema era bien sencillo: golpear las ventanas hasta que  la persona se levantaba. Si la habitación estaba en pisos elevados  se empleaba un palo largo, generalmente de bambú.

Este sistema perdurará desde los inicios de la Revolución Industrial hasta principios siglo del XX en Gran Bretaña.

Knocker up

Fuente: Imágenes Históricas, una magnífica cuenta de Twitter que si os gustan las imágenes históricas no os debéis perder.