Que en la Antigua Roma eran unos amantes de la buena mesa no es nada nuevo. Thermopolium y Cauponae eran lugares muy frecuentados donde consumían una variada oferta gastronómica, aunque hoy nos vamos a detener en las Isicia Omentata.

Por mucho que los Estados Unidos presuman de sus hamburguesas, el origen de esta popular comida está, como tantas otras cosas, en la Antigua Roma.

 

Nos referimoa a la Isicia Omentata recogia en el libro “De re Coquinaria” de Marcus Gavius Apicius, un patricio romano que vivió en tiempo del emperador Tiberio que nos ilustra sobre como preparar este plato que fue muy popular sobre todo entre las legiones romanas por su facilidad de trasporte y preparación.

Ingredientes:

  • Carne picada...................................500 g
  • Pan francés (remojado en vino blanco)..........1
  • Pimentón.......................................1 cucharadita
  • Liquamen ......................................50 cc.
  • Piñones........................................un puñado
  • Pimienta verde en grano........................algunos
  • Caroenum.......................................una pizca

Modo de realización según Marcus Gavius

Mezcle la carne picada con el pan francés mojado en vino. Mezcle las especias con el preparado. Forme pequeñas hamburguesas e introdúzcales algunos piñones y granos de pimienta. Póngalas en la plancha y cocínelas con un poco de caroenum

Si es que casi todo está ya inventado.

ACTUALIZACIÓN: Según nos aporta Ilustración Médica en su comentario la traducción no sería totalmente acertada, ya que pan francés y pimentón no serían términos utilizados en Roma. Además se echaría en falta el omentum que se trata de la redecilla o crepineta (omento o epiplón, repliegue peritoneal que cubre los intestinos) que se usa para envolver individualmente las albóndigas para que no se disgreguen durante la cocción.

Como nos gustan estos comentarios tan enriquecedores y con los que no dejamos de aprender.

Fuente: Recetas de “De re Coquinaria” de Marcus Gavius Apicius.