El arte griego siempre ha sido un referente a lo largo de la Historia.

Desde la Antigua Roma las copias de las grandes obras griegas decoraban todo tipo de edificios y en el Renacimiento se convirtieron en objeto de deseo por parte de príncipes y papas, además de un gran modelo a imitar. El auge del Gran Tour en el XVIII disparó de nuevo el interés por hacerse con obras de la Antigua Grecia, pero será en el siglo XX cuando el interés por el arte clásico dio un giro.

El interés de la Alemania nazi con el mundo grecorromano es evidente como vemos en las construcciones realizadas con motivo de las Olimpiadas del 36, concretamente el Teatro Dietrich Eckart o los relieves que lo decoraban.

Teatro Dietrich Eckart

Otra prueba fue la película “Olympia” de Leni Riefenstahl donde documentó las Olimpiadas de Berlín de 1936. En ella el fin fundamental era exaltar la raza aria. A través de la estética, la directora muestra sincronización, disciplina, orden, perfección, es decir, identifica a los atletas con seres superiores.

Uno de los efectos que utilizó fue desplazar la cámara por la acrópolis de Atenas deteniéndose en una escultura que representa todos los valores anteriores: el Discóbolo de Mirón. Tras captar la atención de los espectadores la figura desaparecía apareciendo un atleta real.

olympia Leni Reifenstahl

El porqué el Discóbolo parece estar relacionado con la obsesión de Hitler por esta figura. Tanto era así que el Führer comprará en 1938 la copia conocida como Discóbolo de Lancellotti.

Hitler y el Discobolo de Miron

En principio la escultura había sido reservada al Museo Metropolitano de Nueva York, pero fue vendida a Hitler por 5 millones de liras. Tras llegar a Alemania fue expuesto en la Gliptoteca de Munich.

Discobol lancellotti

El mensaje era claro, las glorias de la Grecia clásica renacen en la Alemania nazi. Hitler identificaba la belleza de la escultura con el predominio de la raza aria. Así es como el Discóbolo se transformó el modelo ideal de propaganda nazi.

En 1948 la escultura regresó a Italia colocándose en el Museo Nacional de Roma.

Para saber más: