La Gran Muralla China está rodeada de multitud de curiosidades pero ¿sabías que se le considera el mayor cementerio del mundo?

La explicación es por el incontable número de obreros muertos durante su construcción. Personas de varias regiones de China, soldados, campesinos, artesanos, participaron en la complicada construcción de este grandioso muro, que se vio dificultada por los fuertes vientos que azotaban algunas de las regiones por donde pasa o por el clima desértico de otras.

Con una gran planificación, enormes bloques de piedra eran traídos por el método de rodillos a las zonas previamente excavadas para su colocación. Se dice que cuando alguno de ellos estaba exhausto, los guardias lo arrojaban dentro de los soportes de los cimientos y lo dejaban morir, expuesto al hambre y las inclemencias del tiempo.

En los años que duró su construcción unos 10 millones de trabajadores murieron y fueron enterrados en sus inmediaciones.