Después de hablar sobre el robot-soldado, el cañón desmontable o el primer tanque de la Historia, hoy seguimos con las genialidades de Leonardo Da Vinci, concretamente con su diseño de una fortaleza inexpugnable.

Este diseño fue realizado durante el 2º período milanés de Leonardo cuando los Sforza habían sido expulsados y los franceses habían tomado el control de la zona, es decir cuando la defensa militar se convirtió en un objetivo de suma importancia.

Planteó un revolucionario diseño con dos niveles de paredes concéntricas, 13 torres circulares y paredes exteriores ligeramente inclinadas con el objetivo de absorber mejor los ataques de las armas enemigas. Además eliminó las almenas tradicionales redondeando la parte superior de las paredes ayudando así a desviar el impacto de los cañones.

Además contaba con pequeñas aberturas que hacían posible que los defensores de la fortaleza pudieran devolver el fuego con el mínimo riesgo de lesión.

El dueño del castillo viviría en el centro del complejo que contaba con pasadizos subterráneos secretos por si al final no era tan inexpugnable y se necesitaba huir precipitadamente.

Fuente: Universal Leonardo