El símbolo de la Alemania nazi fue la esvástica por ello no es de extrañar que a un simpatizante nazi, se le ocurriera regalarle una a Adolf Hitler en 1938 por su cumpleaños. Lo que si que fue original fue la manera de presentar el regalo.

Diseñó la conocida como esvástica del bosque en un pinar por medio de alerces en un área de 55 m2 en Zernikow en el estado de Brandemburgo.

En otoño y primavera las hojas de los alerces se volverían amarillas y desde el aire podría verse la esvástica inmersa en el pinar.

 

La dificultad de apreciarla desde aire unido al poco tiempo que resultaba visible hizo que pasara desapercibida después del fin de la 2ª Guerra Mundial y durante la división de Alemania (quedó en la zona oriental) por lo que no se descubrió hasta….1992.

Las autoridades de Brandeburgo trataron de destruirla arrancando 43 de los 100 árboles en 1995, pero no sería hasta el 2000 cuando se talarían 25 árboles más ocultando definitivamente la imagen.

Vía: Wikipedia