Son muchos los inventos que nos han llegado desde la Antigüedad, desde el Tornillo de Arquímedes a los inventos de Herón de Alejandría pero hoy nos detenemos un instrumento de claro uso didáctico, la Esfera Armilar.

Se cree que su creador fue Eratóstenes un matemático, geográfo y astrónomo griego del siglo III aC. La Esfera Armilar era una representación del universo conocido en al Antigüedad.

Representaba estrellas y constelaciones tal y como se creía que giraban alrededor de la Tierra. En torno a ella existen varios anillos, representando los paralelos de  los casquetes polares, los trópicos de Cáncer y Capricornio (anillos finos) y el anillo representa el ecuador dividido en 360 grados. El anillo ancho inclinado, contiene las casas solares repartidas en meses astronómicos (zodiaco) y meses civiles con sus días. Este anillo está inclinado ya que representa el recorrido del sol a lo largo de un año.

Este esqueleto de círculos graduados que forman el instrumento será el que le de nombre que se cree proviene del latín armilla (círculo o brazalete).

Su complejidad mecánica ayudó a mejorar algunas habilidades técnicas y se siguió construyendo hasta los tiempos de Tycho Brahe.