El 1 de Mayo de 1931 el presidente Herbert Hoover inauguró el Empire State Building, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Nueva York. Fue realizado en un año y 45 días y en su construcción participaron 3400 trabajadores.

Si el Flatiron es uno de los rascacielos más antiguos de la ciudad, el Empire State se convirtió en el edificio más alto del mundo durante más de cuarenta años, desde su finalización en 1931 hasta 1972, fecha en la que se construyó la torre norte del World Trade Center.

Situado entre la 5ª Avenida y la calle 34 de Manhattan, el edificio debe su nombre al apodo que recibía el estado de Nueva York. Fue la primera construcción en tener más de 100 pisos (103) , elevándose hasta los 381 metros a nivel del piso 102 o, si incluimos el pináculo, hasta los 443 metros. Contaba con 1872 escaleras, 6514 ventanas y 73 ascensores y levantarlo costó nada menos que 41 millones de dólares de la época.

En 1964 se añadieron focos para iluminar la parte superior del edificio por la noche con los colores elegidos según el evento a conmemorar. Es curioso que tras la muerte de Frank Sinatra fuera bañado de azul, de rojo y amarillo para conmemorar la victoria de la selección española en el Mundial 2010 o en  rojo, blanco y azul durante varios meses después de la destrucción del World Trade Center.

El Empire está lleno de curiosidades como por ejemplo cuando en Julio de 1945 se estrelló una avioneta en el piso 79 provocando la muerte de 14 personas o la cantidad de películas rodadas en él. Son 93 pero sin lugar a dudas la que nunca olvidaremos será King-Kong.

PARA SABER MÁS: