Los dardos es una actividad común en la actualidad. Su origen está en la Inglaterra de finales del XIX, aunque lo más curioso es el extraño orden de los números representados en la diana.

A fines del XIX empezaron a realizarse dianas de madera de olmo o álamo en el norte de Inglaterra, aunque su expansión será a partir de los años 20 del siglo pasado. Eran años duros y los trabajadores con habilidades en carpintería realizaban en casa estas dianas para los pubs locales para así poder aumentar los ingresos familiares.

Por lo que respecta al sistema de numeración se atribuye a Brian Gamlin, un carpintero del condado de Lancashire en Inglaterra, en 1896. Con esta secuenca se busca penalizar la falta de puntería. Si nos fijamos, cerca del 20 hay dos números bajos, el 5 y el 1, lo que penalizaría al jugador que fallase un poco en su puntería.

Hay 2.432.902.008.176.640.000 de diversas combinaciones posibles de los 20 segmentos en una diana estándar así quenadie puede negar la precisión con la que Gamlin dispuso los números en la diana.